Número de teléfono

958 28 06 50

Correo electrónico

antonio@antoniovalenzuela.com

Horario comercial

Lun - Vie: 9AM - 14PM

Fuente: drweil.com

El Dr. Andrew  Weil , uno de los referentes de la Medicina Integrativa a nivel mundial, es coautor de un interesantísimo estudio sobre medidas potencialmente beneficiosas en la prevención del COVID-19

Además de su trabajo como divulgador, Weil es profesor de Reumatología Integrativa en la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona y es director del Centro de Medicina Integrativa en la Universidad de Arizona. 

En el estudio tanto Weil como sus colaboradores hace hincapié en  que, si bien hasta la fecha, no existen estrategias integrales de prevención o tratamiento clínicamente probadas para la infección por COVID-19. Existen una serie medidas potencialmente efectivas y sobretodo seguras, que no deben de pasarnos por alto.

Los autores del estudio ponen de manifiesto la importancia de comprender el papel de la activación de vía inflamatoria del organismo como  inflamasoma NLRP3. Una sobre activación de esta vía se considera detrás de la  virulencia y la patogenicidad (incluido el síndrome de dificultad respiratoria aguda) del coronavirus.

Según el estudio, conocer este importante componente de la infección por COVID-19 nos proporciona una línea de actuación con estrategias naturales y seguras que vayan en la línea de modular NLRP3

Estrategias naturales para reducir los riesgos de COVID-19

Sueño adecuado : una menor duración del sueño aumenta el riesgo de enfermedades infecciosas. Un estudio encontró que menos de 5 h de sueño aumentó el riesgo de desarrollar resfriado asociado al rinovirus en un 350% en comparación con las personas que dormían al menos 7 h por noche.  Importante específicamente para la infección por COVID-19, la falta de sueño aumenta la activación del inflamasoma NLRP3.  El sueño adecuado también asegura la secreción de melatonina, una molécula que puede desempeñar un papel en la reducción de la virulencia del coronavirus (ver Melatonina abajo).

Manejo del estrés : el estrés psicológico altera la regulación inmune y se asocia específicamente con un aumento de la activación del inflamasoma NLRP3.   Varias técnicas de atención plena, como la meditación, ejercicios de respiración, imágenes guiadas, etc. reducen el estrés y la inflamación.

Zinc : el coronavirus parece ser susceptible a las acciones inhibidoras virales del zinc. El zinc puede evitar la entrada de coronavirus en las células y parece reducir su virulencia.  La dosificación diaria típica de zinc es de 15 mg a 30 mg diarios.

Dieta rica en Verduras y frutas +/- Flavonoides aislados : se ha descubierto que muchos flavonoides, reducen la señalización del inflamasoma NLRP3.  Algunos de los flavonoides específicos que han demostrado tener este efecto, y que se pueden encontrar en la dieta y / o suplementos dietéticos incluyen:

  • Quercetina que se encuentran en cebollas y manzanas . 
  • que se encuentra en tomates, naranjas, nueces y bayas
  • encontrada en la manzanilla, perejil y apio .
  • (que se encuentra en la raíz de la cúrcuma )
  •  del té verde.

Especialmente se ha encontrado como la EGCG del té verde tiene actividad antiviral contra una amplia gama de virus de ADN y ARN, especialmente en las primeras etapas de la infección mediante la prevención de la unión del virus, la entrada y la fusión de membranas.

Al menos 5–7 porciones de verduras y 2–3 porciones de fruta al día proporcionan un depósito de flavonoides y se consideran la piedra angular de una dieta antiinflamatoria.

Vitamina C : al igual que los flavonoides, la vitamina C inhibe la activación del inflamasoma NLRP3.  Los ensayos clínicos han encontrado que la vitamina C acorta la frecuencia, duración y gravedad del resfriado común y la incidencia de neumonía.  La dosificación diaria típica de vitamina C varía de 500 mg a 3000 mg al día con dosis aún más altas utilizadas en tiempos de infección aguda.

Melatonina : se ha demostrado que la melatonina inhibe la activación de NFkB inflamasoma NLRP3.  De hecho, la disminución de la producción de melatonina relacionada con la edad es un mecanismo propuesto para explicar por qué los niños no parecen tener síntomas graves con tanta frecuencia como los adultos mayores. La melatonina también reduce la lesión y la inflamación pulmonares durante las infecciones virales.  1.8 a 5 mg para uso  preventivo (Loh, D. (2020).

Vitamina D: Se ha encontrado que la vitamina D disminuye la activación del inflamasoma NLRP3, siendo una herramienta potencialmente beneficiosa en la prevención de la tormenta inflamatoria causante de la virulencia del COVID-19 . Las dosis entre 2000 y 4000 UI se consideran como seguras.

Sambucus nigra (saúco): existe evidencia preclínica de que el saúco inhibe la replicación y la unión viral del coronavirus humano NL63 (HCoV-NL63), que aunque es diferente del COVID-19,  es miembro de la misma familia de coronavirus. Sambucus parece más efectivo en la prevención o etapa temprana de las infecciones por el virus corona. Cabe destacar que Sambucus aumenta significativamente las citocinas inflamatorias, por lo que debe suspenderse con síntomas de infección (o prueba positiva). La dosis típica de extracto de saúco 2: 1 es de 10 ml a 60 ml diarios para adultos y de 5 ml a 30 ml diarios para niños.

Fuente:

Alschuler L, Weil A, Horwitz R, Stamets P, Chiasson AM, Crocker R, Maizes V. Integrative considerations during the COVID-19 pandemic. Explore (NY). 2020 Mar 26. pii: S1550-8307(20)30113-0

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *